Expertos en Negligencias medicas y Responsabilidad Penal

Hay muchas situaciones específicas en las que necesitamos contratar a un buen abogado. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de seleccionarlos.

¿Cómo elegir a un buen abogado en negligencias médicas?

Un verdadero profesional especializado en negligencias médicas debe tener en todo momento cualidades importantes como la honestidad, la sinceridad, el conocimiento y la experiencia, para que el cliente quede satisfecho con el servicio que ha contratado.
Sin embargo, debemos tener en cuenta que, cuando nos enfrentamos a una negligencia médica, el médico culpable de dicha negligencia puede incurrir en tres tipos de responsabilidad: disciplinaria, civil o penal. Pero lo que más nos interesa es el tiro penal: veamos por qué.

Negligencia Médica por imprudencia

El más comúnmente utilizado para referirse a actos médicos es la imprudencia, porque entendemos que el profesional nunca quiere hacer daño al paciente, porque su objetivo es curarlo.
La voluntad de causar otro daño es incompatible con la finalidad de la acción y, por lo tanto, al menos en términos generales, la forma en que se castiga suele ser imprudente.
Por lo tanto, la gravedad de la imprudencia dependerá objetivamente del grado de incumplimiento del deber de cuidado del paciente.
Este grado se medirá en atención al nivel de riesgo provocado o no controlado, ya que provocar un riesgo en un paciente de emergencia que llega en estado grave es diferente de provocar a un paciente debido a la mala prescripción de un fármaco o mala praxis.
Pero desde un punto de vista subjetivo, la imprudencia dependerá del grado de previsibilidad del riesgo, es decir, de la capacidad del propio riesgo para gestionar la situación.
Mientras que en el primer ejemplo del párrafo anterior la capacidad de control es muy escasa, en el segundo ejemplo fue muy alta y por lo tanto un error muy grave.
No podemos omitir el comportamiento del cuidador y el resultado en el paciente, porque sin esto, la mayoría de los médicos estarían libres de culpa y no serían culpables de negligencia médica.

Finalmente, si necesita ayuda con sus casos de negligencia, no dude en ponerse en contacto con nosotros.