Infracción de la lex artis en la asistencia al parto. Parálisis cerebral por hipoxia.

EN EL PRESENTE CASO SE TRATA DE UNA MALA ASISTENCIA AL PARTO AL INDICAR LA GRÁFICA DEL MONITOR QUE HABÍA RIESGO DE PÉRDIDA DE BIENESTAR FETAL SIN QUE LA COMADRONA AVISARA DE ELLO AL MÉDICO GINECÓLOGO RESPONSABLE, LO QUE PROVOCÓ UN RETRASO EN EL NACIMIENTO CON EL RESULTADO DE LESIÓN HIPÓXICO ISQUÉMICA CEREBRAL EN EL RECIÉN NACIDO, QUE QUEDÓ CON PARÁLISIS CEREBRAL.

EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MURCIA CONSIDERÓ QUE NO HABÍA RELACIÓN DE CAUSA A EFECTO ENTRE LO OCURRIDO Y EL RESULTADO DAÑOSO, POR LO QUE ENTENDIÓ QUE SE HABÍA PRODUCIDO UNA PÉRDIDA DE OPORTUNIDAD Y CONCEDIÓ LA MITAD DE LO QUE EN SU CRITERIO DEBÍA CONCEDERSE DE HABER EXISTIDO AQUELLA RELACIÓN.   CONCEDIÓ TRESCIENTOS MIL EUROS.

EL TRIBUNAL SUPREMO CASA LA SENTENCIA PORQUE ENTIENDE QUE SÍ QUE HABÍA RELACIÓN DE CAUSALIDAD, Y ELEVA LA CIFRA A SEISCIENTOS MIL EUROS.

Ver el texto de la sentencia:

http://www.garciavalcarcel.com/uploads/Sentencia%202004-199.pdf

 

Deja un comentario