Cesárea mal realizada. Revisión imperfecta de la cavidad uterina. Histerectomía precipitada

A veces se toman decisiones precipitadas, sin pensar en las consecuencias terribles que pueden tener.

Ver texto de la sentencia:

www.garciavalcarcel.com/uploads/2009-237-sentencia.pdf




Mala atención al parto. Cesárea previa. Rotura uterina. Falta de control cardiotocográfico. Falta de consentimiento informado para abordar un parto vaginal tras cesárea.

En este caso la cliente había tenido una cesárea anterior.   No se estudió si padecía de pelvis estrecha.   En tales condiciones se abordó un segundo parto en el que el feto no descendía, y el monitor cardiotocográfico daba señales alarmantes.   Aún así se abordó el trabajo de parto por vía vaginal, sin obtener consentimiento informado y sin tener monitorizada a la parturienta; tan sólo se empleaba un sonicaid, según se dijo luego, sin que conste en la historia clínica nada al respecto.   Finalmente hubo que practicar cesárea pero la niña que nació murió días después.

Ver el texto de la sentencia:

http://www.garciavalcarcel.com/uploads/Sentencia%202008-24.pdf