Mala atención al parto. Secuelas para la criatura.

En primera instancia, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ de Murcia consideró que se trataba de un caso de pérdida de oportunidad y concedió una indemnización de 300.000 €.

Formulado recurso de casación, el Tribunal Supremo entiende que no se trata de un caso de pérdida de oportunidad, sino de clara infracción de la lex artis, por lo que procede conceder la máxima indemnización que se concede en estos casos, 600.000 € (peculiaridad muy singular de la jurisdicción contencioso-administrativa).

El Tribunal Supremo entiende que es contrario a la lex artis poner un monitor y luego no avisar al ginecólogo de lo que muestra la gráfica.   Además no puede decirse que no se ha probado tal cosa basándose simplemente en lo que el médico y la matrona dicen recordar o no recordar, y por virtud del principio de la facilidad probatoria correspondía a la Administración demostrar lo ocurrido, perjudicándole la ausencia de prueba.

Texto de la sentencia del Tribunal Supremo




Mala atención al parto. Fallecimiento de una gemela.

La monitorización cardiotocográfica es INELUDIBLE.   Y cuando no se hace, y el bebé sale con parálisis cerebral, la sentencia suele ser inevitable.   Eso pasó aquí en un parto gemelar.   La parte demandada se allanó a la demanda, por lo que ponemos un extracto de ésta en vez de la sentencia.

Demanda: 

 




Mala atención al parto. Cesárea previa. Rotura uterina. Falta de control cardiotocográfico. Falta de consentimiento informado para abordar un parto vaginal tras cesárea.

En este caso la cliente había tenido una cesárea anterior.   No se estudió si padecía de pelvis estrecha.   En tales condiciones se abordó un segundo parto en el que el feto no descendía, y el monitor cardiotocográfico daba señales alarmantes.   Aún así se abordó el trabajo de parto por vía vaginal, sin obtener consentimiento informado y sin tener monitorizada a la parturienta; tan sólo se empleaba un sonicaid, según se dijo luego, sin que conste en la historia clínica nada al respecto.   Finalmente hubo que practicar cesárea pero la niña que nació murió días después.

Ver el texto de la sentencia:

http://www.garciavalcarcel.com/uploads/Sentencia%202008-24.pdf