Slider

    Aumentan las denuncias por negligencia médica en España

    De acuerdo con los defensores de pacientes, cada vez son más las denuncias que reportan fallos médicos que incluso, han provocado la muerte de los pacientes debido a la ausencia de profesionales especializados, horas de espera y falta de vocación para dedicarle a cada caso el tiempo necesario.

     

     

    Ante los casos de mala praxis, los médicos especialistas en medicina legal y forense son los encargados de levantar los informes con base en los hechos que hayan afectado la integridad de los pacientes, a los fines de facilitar la administración de la justicia.

    Se trata de una especialidad que tiene más de 175 años de haberse implantado, por lo cual algunos se preguntan cuál es el precio de un perito médico. Como hay casos que son muy complejos, el estudio de los mismos incide en la tarifa, que por lo general, no es fija y se sitúa por encima de los 300 euros.

    Cada especialista es libre de fijar sus costes mínimos por hora y como es una disciplina que requiere de mucho tiempo e investigación, un trabajo bien garantizado depende de la cantidad de horas que el profesional dedique para ejercer un oficio de calidad.

    Además de elaborar los informes, estas personas deben reunir una serie de conocimientos técnicos relacionados con el sector judicial, los procedimientos legales para efectuar una demanda y los respectivos plazos, aparte de contar con las destrezas necesarias para enfocar el caso de la manera correcta.

    Un perito para cada área
    Con relación a los temas que abarcan, son muy variados. En el sector se aprecia la exclusividad, por ejemplo, en materia de química, oncología y trasplantes. También hay una red de profesionales que ofrece consultoría pericial, con las facultades necesarias para la gestión de expedientes y trámites que serán de gran utilidad para un abogado.

    Cuando se requiere denunciar negligencia médica, hay ciertos criterios que aplican y es un aspecto muy delicado porque genera graves consecuencias para las personas implicadas. Básicamente, una negligencia se deriva de una mala praxis, producto de un error o daño ocasionado por parte de un médico.

    Una imprudencia de este tipo se evalúa en términos de daños, ya sea psicológicos o físicos que se le hayan causado a una persona, cuyas consecuencias pudieron ser fatales. Exige lesiones por descuido y otras condiciones que se derivan de no haber puesto en práctica los principios que rigen la labor médica.

    De esta manera, una negligencia médica puede ocurrir tanto en una clínica pública como en una privada, en vista de que en ambos establecimientos se aplican una serie de normas de salud pública que garantizan la protección y la integridad de los pacientes.

    Directrices
    Un perito judicial se rige por unas normas para determinar si un caso o no se debe a negligencia. Por eso, hay salvedades como la rareza de una intervención o la falta de investigaciones científicas en la materia. Todo esto genera polémica, por ello deben tener muy claro el protocolo a aplicar.

    Un error que afecte la salud de los pacientes puede ser cometido por personal asistencial, como las enfermeras, no necesariamente por un médico. Por tal razón, falta por definir específicamente cuáles son las labores del ejercicio del médico que están incluidas en su profesión, entre la exploración, el diagnóstico, determinar el pronóstico o indicar el tratamiento.

    Al evaluar el estado de salud de la persona que efectúa la demanda, el perito está en la obligación de indagar para asegurar que el daño causado fue producto de la actuación del médico y no de otra persona, considerando las acciones y las omisiones a lugar, además de las condiciones del equipamiento y las instalaciones del centro asistencial que pudieron haber atentado en contra de la salud de la persona.

    Se han identificado muchos tipos de negligencia médica, la mayoría vinculadas con diagnósticos erróneos, errores cometidos en cirugías, imprudencia asistencial y fallos en los fármacos que se prescriben. Es el historial de cada paciente lo que indica si hubo mala praxis y arroja los indicios necesarios para determinar el origen de las lesiones.

    A partir de allí, los peritos se encargan de establecer responsabilidades, con el fin de obtener las compensaciones a lugar. La idea es aliviar el daño, en la medida de lo posible para que el hecho no quede impune y otras personas sean víctimas a futuro de un procedimiento mal ejecutado.

     

    Fuente: https://www.diaridetarragona.com

    Nosotros

    Este bufete fue fundado por D. Pedro-Alfonso García-Valcárcel y Escribano y su tío D. Blas García-Valcárcel, ya fallecido, el cual ejercía ya como abogado desde el 6 de noviembre de 1946. En la actualidad está compuesto por cuatro abogados,...

    Leer más
               

    Últimas noticias

    Actualidad
               

    Contacto

    Dirección

    Plaza Fuensanta, 3 - 6ºB
    30008 Murcia

    Teléfono

    968 241 025 - Oficina
    638 428 151 - Móvil
    968 270 502 - Fax

    Email info@garciavalcarcel.com
    © 2019 García-Valcárcel & Cáceres Abogados. Todos los derechos reservados.